Now Reading
Cinco trucos científicamente probados para no perder el tiempo

Cinco trucos científicamente probados para no perder el tiempo

Perder el tiempo es la perdición de cualquier estudiante y ver vídeos en YouTube es una práctica demasiado habitual en la vida universitaria. Un cuatrimestre se pasa volando, así que espabila, deja de soñar con un viaje de Interrail a menos de una semana para tus exámenes. Echa un vistazo a estos trucos científicamente probados que ayudan a no perder el tiempo y aprovecha el que tienes.

 

1. Empieza ya

Según un fenómeno psicológico llamado Efecto Zeigarnik, tendemos a recordar tareas inacabadas mejor que las que hemos finalizado. Esto se debe a que es más probable que una tarea inacabada se quede grabada en nuestra mente y no podamos dejar de pensar en ellas hasta hacerlas.
Hasta que no terminamos algo, sufrimos una tensión mental que hace que la tarea inacabada no se nos vaya de la cabeza. Terminar una tarea nos proporciona una sensación de alivio y poco a poco nos olvidamos de ella para ponernos manos a la obra con la siguiente.
De ahí que la mejor forma de dejar de perder el tiempo es empezar a trabajar. Una vez que empieces, podrás concentrarte y seguir.

 

2. Haz descansos frecuentes

Numerosos estudios demuestran que el mejor método para aumentar la concentración y mantener la energía durante el día es trabajar durante 60-90 minutos, seguidos de descansos de 20 minutos.
La famosa técnica Pomodoro, desarrollada por el emprendedor Francesco Cirillo para aumentar la productividad, es un método de gestión del tiempo en el que se utiliza un cronómetro para dividir el trabajo en intervalos manejables, separados por pequeños descansos. Esta técnica ayuda a evitar distracciones, centrar la atención, hacer cosas en cortos periodos y a no perder el tiempo.
Nuestra mente pasa por distintos ciclos con aumentos y pérdidas de concentración. Por este motivo, es crucial aprovechar al máximo los periodos de mayor concentración y evitar todas las distracciones hasta que llegue el momento del descanso. Hay que mantener un equilibrio entre periodos intensos de trabajo y pequeños descansos para relajarnos.
Los descansos te ayudarán a hacer uso del mayor rendimiento del cerebro, a concentrarte durante mayor tiempo y a tachar más cosas de tu lista de tareas.

 

3. No te tortures

Hay estudios que demuestran que cuanto más seas capaz de perdonarte a ti mismo por el tiempo que has perdido, mejor podrás superar el momento actual de inactividad y ponerte manos a la obra. No hay que torturarse. Aprende a quererte. Buscar la perfección y el miedo a fracasar son los dos ingredientes clave de la pérdida de tiempo. En lugar de eso, escucha tu monólogo interior y elimina pensamientos poco productivos.
Los expertos sugieren que la mejor forma de superar esto es poniendo en duda tus dudas. Por ejemplo, sacude la cabeza cuando te asalten pensamientos negativos. Aunque te parezca ridículo, según un estudio, ayuda a silenciar las dudas y a ser más productivo.

 

4. Saliva

Bueno, no exactamente. Todos sabemos la historia de Iván Pávlov y sus famosos experimentos con su perro. Sí, ese en el que le enseñó al perro a babear como reacción a un estímulo. El objetivo de este experimento era demostrar un cambio de comportamiento según refuerzos positivos; así que, en teoría, si nos damos un capricho como recompensa por completar una tarea, nos estamos motivando a completar más tareas y evitar perder el tiempo. Otros estudios demuestran que el cerebro humano responde a estímulos de recompensa, lo que puede ser una forma eficaz de establecer buenos hábitos para aumentar la productividad.

See Also

 

5. Poco a poco

Según investigadores de la universidad de Penn State, es natural querer terminar tareas pequeñas lo antes posible. Conseguir algo, por pequeño que sea, es una recompensa psicológica en sí misma y aumenta la motivación para completar otras pequeñas tareas que conforman el todo.
Cuando tengas dudas, divide el trabajo en proyectos pequeños. Concentrarte en cada uno de ellos hace que completes el proyecto global con mayor calidad que si lo hubieras realizado como un solo proyecto, ya que habría requerido más esfuerzo y dedicación por tu parte.

 

Gracias por pasarte por el blog. ¿Tienes algún otro consejo que añadir a la lista? Cuéntanoslo en los comentarios. 

Si necesitas alojamiento universitario en alguna ciudad europea, recuerda que en Uniplaces encontrarás la habitación perfecta para ti.

Scroll To Top