Now Reading
Cinco trabajos curiosos para los que la vida de estudiante te prepara

Cinco trabajos curiosos para los que la vida de estudiante te prepara

Los estudiantes siempre tienen una mala reputación. Nos dicen que sacarse una carrera ya no es tan duro ni tan prestigioso como en los tiempos de Isaac Newton, que beber antes de salir no es una buena práctica de ahorro y hasta que comer unos fideos instantáneos no cuenta como probar comida internacional (¡como si disfrutar de los deliciosos sabores asiáticos de los fideos instantáneos no fuera cultura!)

Hagamos lo que hagamos, parece como si los antiguos graduados y hoy exitosos profesionales tuvieran la obligación que decir lo difícil que es la vida después de la universidad, lo complicado que es encontrar trabajo en el actual mercado laboral y que hacer prácticas es la única forma de ganar experiencia y tener más posibilidades de encontrar trabajo.

Sin embargo, también nos recuerdan una y otra vez que la época universitaria es la que nos prepara para la vida adulta, más que la educación (a veces cara) que recibimos. Los medios dan datos espeluznantes del número de candidatos que de media hay para cada puesto de trabajo y, aunque depende de nosotros usar con cabeza nuestro tiempo libre para seguir formándonos y destacar, muchas veces las experiencias de vida que nos brinda la vida universitaria pasan desapercibidas.

Por eso, en Uniplaces hemos querido poner destacar cinco de los trabajos más curiosos para los que la vida de estudiante te prepara. Así que, cuando te gradúes sabrás que al menos tienes un par de opciones con los que cubrir gastos:

1. Calentar camas

No has leído mal. Hay varias cadenas hoteleras internacionales que contratan a gente para garantizar que sus clientes tienen la cama calentita cuando lleguen. Datos de estudios avalan esta nueva práctica: «muchos datos científicos demuestran que el sueño comienza temprano por la noche, cuando la temperatura corporal empieza a bajar. Una cama cálida ayuda en el proceso, ya que una cama fría impide el sueño».

Menudo invento. Con tus años de experiencia durmiendo hasta tarde durante la carrera, podrás ganar dinero echándote siestas.

Fuente: GIPHY

Atención: este servicio no utiliza animales, sino solo personas con buena disposición y capacidad para acurrucarse bien.

 

2. Hacer cola

El tiempo es dinero, sobre todo si te dedicas a hacer colas de 09:00 a 17:00 guardando el sitio a gente que busca ahorrar tiempo. Si tienes la paciencia de esperar largos ratos de pie sin aburrirte demasiado, esta puede ser una buena opción para ti.

Dicen que le las primeras personas haciendo cola para conseguir el iPhone 6 en Regent Street (Londres) recibieron más de 1000 £ por guardar sitio. Así que piensa en ello la próxima vez que hagas cola en la barra del bar o para entrar en la discoteca.

Fuente: GIPHY

 

3. Probar toboganes de agua

¿Quieres un trabajo que te permita viajar? Pues aquí tienes uno. Priorizar el tiempo de ocio es una de las cosas que aprendemos en la época universitaria, y es algo que algunas empresas turísticas buscan en los candidatos para trabajar probando toboganes de agua en complejos hoteleros.

Alardear de lo que haces en las redes sociales te dará puntos adicionales, así que, si quieres viajar a otros países y puedes evaluar toboganes según los chapuzones que generan y describir la sensación de adrenalina que te produce la experiencia, entonces ponte el bañador y cambia la lotería de encontrar un trabajo de siempre por divertidos chapuzones en destinos soleados.

Fuente: GIPHY

 

4. Actuar en London Dungeons

Puede que la típica excusa de «el perro se comió la redacción» esté ya muy anticuada, pero durante los años universitarios mejoramos mucho nuestra capacidad de inventarnos excusas cada vez más convincentes (un robo durante un viaje, una repentina enfermedad). Con los años, no solo las excusas son mejores, sino también nuestra forma de contarlas.

El tiempo dedicado a ensayar el momento de decir mentiras nos ha preparado para buscar trabajo en una de las atracciones turísticas más conocidas del Reino Unido: London Dungeons. La visita a estas mazmorras es una experiencia interactiva que necesita a gente que haga de Jack el Destripador y otros personajes para asustar a los turistas. Si te gustaría recordar antiguas fiestas de disfraces universitarias y mejorar tu capacidad de convicción, pon rumbo a Londres.

See Also

Fuente: GIPHY

 

5. Probar comida de animales

Empezamos el artículo hablando de fideos instantáneos. Es verdad que no hay que descartar nada antes de probarlo y que pasamos los años universitarios probando cosas de calidad y sabor bastante cuestionables.
Si eres atrevido y buscas un primer trabajo poco convencional, plantéate probar comida de animales. Aunque suene raro, las principales marcas de comida para mascotas deben garantizar que sus productos son aptos para consumo humano para cumplir con estándares de calidad, lo que requiere contar con gente dispuesta a probarlos. El trabajo consiste en evaluar el olor y si hay un equilibrio de sabores en la comida. Si te atreves, di adiós a los trabajos de siempre y explora opciones alternativas.

Fuente: GIPHY

Estos son solo cinco de los trabajos para los que la vida universitaria te prepara. Y tú sin saberlo.

 

Traducción de Irene Corchado

Gracias por pasarte por el blog. Esperamos que vuelvas pronto.

Recuerda que si buscas alojamiento para estudiantes en Europa, en Uniplaces estamos para ayudarte.

 

Scroll To Top