Now Reading
5 lecciones que aprendí en América Latina

5 lecciones que aprendí en América Latina

Alguien dijo una vez que viajar es lo único que compras que te hace más rico y mientras reflexiono sentado sobre mis 183 días, dos horas y 35 minutos recorriendo América Latina pienso que no podría estar más de acuerdo.

Estos meses de vida en la carretera me han enseñado más que mi cómoda vida en Londres, así que hoy te hablo de 5 lecciones que he aprendido durante seis meses de aventura.

1. La edad solo es un número

Latin America

Puede que sea un cliché, pero me parece de lo más acertado. Sin embargo, con frecuencia escucho a gente decir «No puedo viajar de mochilero, ya estoy mayor para eso» o «Me encantaría tirarme en paracaídas, pero ya tengo una edad».

Viajar te permite conocer a gente de todo tipo y he hecho amigos de diferentes edades que ha tomado las riendas de su vida en cuanto a relaciones, ejercicio y adrenalina. Fuera del mundo de los mochileros sorprende pensar que la edad es lo que impide a mucha gente soñar. La principal lección que aprendí viajando es que tienes que atreverte a hacer cosas sin pensar ni un segundo en tu edad.

2. Aprender idiomas es importante

Latin America
Créditos Flickr: Malingering

Mientras escribo esto me llega una notificación al móvil de Duolingo. Es la hora de practicar un poco de español.

Claro que puedes apañártelas más o menos con «hola», «inglés» y «¿Cuánto cuesta…?», pero cuando puedes bromear con el taxista o echar un cable a un amigo pidiendo comida en un restaurante, te darás cuenta de que la gente local te recibe como a uno de ellos. Harás amistades duraderas y tu aventura te aportará emociones más profundas. No solo serás un observador, sino que tendrás una inmersión total en tu vida de viaje.

A la gente les gusta ver que los extranjeros se sienten atraídos por su tierra y cultura y quiere dar consejos y recomendaciones. Aunque la gente es en general paciente e intenta ayudar con gestos, si haces el esfuerzo de hablar su idioma (por muchos errores que cometas), te lo agradecerán con sonrisas.

Saber otro idioma te abrirá la mente y ampliará tus perspectivas. Una noche comiendo empanadas y bebiendo Fernet en Buenos Aires mi nueva amiga porteña decidió enseñarme un par de cosas sobre el amor.

Me dijo que los latinos son los proveedores de amor. Hay infinitas formas de decir a alguien que le quieres en español y cada una de ellas tiene su propio significado y nivel de afecto. Así, los hispanohablantes pueden querer de muchísimas formas, mientras que en inglés solo hay una forma de expresarlo.

3. Aceptar las circunstancias

Latin America

El papel higiénico acolchado NO es una necesidad, así como tampoco lo son las manicuras o las pedicuras. Parece obvio, pero es algo que aprendí por la fuerza, a base de no hacerme manicuras o pedicuras y no tener papel higiénico suave.

Viajar te hace más humilde. Es imposible, tanto física como económicamente (y también algo ridículo) viajar durante mucho tiempo dándote lujos. La experiencia hace que te mires en el espejo y encuentres el valor de cambiar y adaptarte a cada situación inesperada que se presenta. Y entonces empiezas a pensar cosas como «¿Y qué pasa si no hay agua caliente? Tampoco pasa nada por una noche».

Como conoces a gente de todo tipo, seguro que encontrarás a personas con más presupuesto que tú y también a otras con mucho menos. Tanto unos como otros te harán cambiar, pero la humildad y el aprecio de los que menos tienen por los pequeños detalles que tú das por sentado te ayudarán a aceptar tus propias circunstancias.

4. Con una sonrisa llegarás lejos

Latin America

Es verdad y no me da vergüenza admitirlo. En numerosas ocasiones he confiado en el poder de una gran sonrisa para sacarme de más de alguna situación difícil y volvería a hacerlo. Es un arma poderosa para conseguir una ganga en los mercados, ayuda a pagar menos reales, soles o pesos por un trayecto en taxi cuando tienes poco dinero suelto y puede ser el elemento decisivo a la hora de hacer amigos que acaben invitándote a cenar gratis con su familia.

Lo he probado y tiene una tasa de éxito del 100 %.

Sonreír también es bueno para la salud. Algunos estudios revelan que sonreír es una forma eficaz de reducir el estrés y sentirse contento. Aunque realmente no estés contento, fingir una sonrisa envía al cerebro una señal para que genere sentimientos positivos. Admitámoslo: todos tenemos tiempo para sonreír.

Además, sonreír te hará ganar puntos a la hora de ligar. Según varios estudios, la felicidad es la emoción más atractiva en las mujeres y el solo gesto de sonreír las hace parecer más atractivas.

La próxima vez que estés de viaje y te entre la morriña o estés triste o deprimido, sonríe.

See Also

5. El éxito no viene definido por un sueldo

Latin America

La idea de que acumular riqueza es un símbolo del éxito de una persona es la mayor mentira que todos nos tragamos.

El éxito es relativo y depende de cada persona. Para algunos el éxito siempre estará relacionado con lo abultada que tenga la cartera, mientras que para otros dependerá de lo realizados que se sientan al final del día o del número de logros personales que hayan conseguido.

El éxito es algo cualitativo, no cuantitativo. Para mí, la felicidad y los logros son los mejores indicadores del éxito. Si puedes dormir por la noche de forma tranquila, con los que más quieres cerca y puedes sentirte orgulloso de lo que has conseguido, entonces has alcanzado el éxito. Pongo el ejemplo de mi amigo Godofredo, jefe de vigilantes en la plaza Zicatela de Oaxaca (México). Aunque a la mayoría de la gente no le parezca que tener ese trabajo sea un éxito (como sí lo parecería ser un buen abogado o un cirujano), Godo tiene el reconocimiento de la comunidad local. Anima a los niños de Puerto Escondido a nada, practicar surf y salvar vidas. Godo vive en el único sitio donde le gustaría vivir y hace lo que le gusta. No cambiaría su vida por la de nadie en el mundo y creo que eso es algo envidiable.

 

Traducción del inglés de Irene Corchado       


Gracias por leernos. Esperamos que vuelvas pronto por el blog. 

¿Te ha gustado el artículo? Comparte tu opinión en los comentarios.

Si no quieres perderte ningún artículo suscríbete al boletín.

Recuerda que si necesitas alojamiento universitario en LondresParís, Madrid u otras ciudades europeas, en Uniplaces podemos ayudarte. Actualmente trabajamos en 40 ciudades de Europa y pronto estaremos en muchas más.

Scroll To Top