menu
Reino Unido

10 cosas que evitar en una carta de presentación a universidades británicas

Irene Corchado

This post is also available in: Inglés Italiano Alemán Francés

Las solicitudes a universidades británicas dependen mucho de la carta de presentación. Es tu única oportunidad de convencer a los profesores de por qué deben admitirte y mostrar cuáles son los motivos por los que quieres estudiar esa carrera y demostrar tu motivación.

Sin embargo, hay ciertos errores en las cartas de presentación que irritan a los profesores. Ten en cuenta que leen cientos de cartas, así que procura evitar estos 10 errores que mencionamos a continuación.

1. Hablar mucho sobre actividades extracurriculares

El objetivo de la carta de presentación es mostrar por qué deben admitirse en la carrera que solicitas, no decir que se te da muy bien remar, que tocas instrumentos musicales o que ganaste un premio de pintura en el colegio (a menos, por supuesto, que solicites una plaza en carreras relacionadas con el deporte, la música o el arte). Gastar tiempo y papel explicando todo lo que has hecho y comentando por encima lo que eso te ha enseñado sobre gestión del tiempo no va a emocionar al profesor; solo le hará pensar que no tienes cosas relevantes que contar.

Consejo:

Haz que la carta de presentación se centre en temas y logros directamente relacionados con la carrera que solicitas. Solo menciona actividades extracurriculares de forma breve, y solo si son especialmente sorprendentes.

2. Usar demasiados clichés (términos como «apasionado» o «motivado»)

Cualquiera que haya leído muchas cartas de presentación estará de acuerdo en que está muy bien estar motivado, pero no hay que utilizar demasiado términos repetidos hasta la saciedad. No pasa nada por mencionar una vez que algo te apasiona y que eres una persona motivada, pero no lo repitas en cada párrafo. Es más importante demostrar que te entusiasma la idea de estudiar esa carrera explicando lo que has hecho o has leído sobre ello hasta ahora.

Consejo:

Utiliza un tono personal y explica por qué esto o aquello te apasiona (si utilizas ese término). Sin ejemplos, serán solo palabras vacías que no demuestran nada.

3. Uso de la voz pasiva

La peor combinación a la hora de escribir es utilizar la voz pasiva para demostrar que algo te fascina, motiva o apasiona. Usa la voz activa para hacer hincapié en que tú eres el que tuvo la iniciativa en las cosas de las que escribes, y no ocurrieron por casualidad o sin ningún esfuerzo por tu parte. Por ejemplo, si tu instituto te obligó a hacer prácticas, no escribas que tuviste que hacerlas, sino que las hiciste. Del mismo modo, no escribas que eres simplemente un miembro de algún grupo; menciona algo en el que tuviste un papel relevante como organizador.

Consejo:

Demuestra que has tomado iniciativas gracias a la motivación por la carrera que solicitas y has decidido continuar con lo que te interesa.

4. Dar lecciones al profesor sobre algo que has estudiado

Es fácil caer en la tentación de hablar al lector de algo que has estudiado en el instituto, de una presentación o un libro muy interesante. Ten en cuenta que los profesores encargados de la admisión de los alumnos quieren saber quién eres, y probablemente sepan más sobre el campo que quieres estudiar que tú. Escribe sobre lo que has aprendido, en lugar de resumir una lectura o una investigación.

Consejo:

Resume lo que has investigado o estudiado en una sola oración. Céntrate en lo aprendido y en la relación que tiene con otras coas que sabes o has vivido.

5. No decir por qué algo es importante

Evita enumerar cosas que has hecho sin relacionarlas con la carrera que solicitas e intenta siempre decir por qué estás escribiendo esto y por qué eres un buen candidato para estudiar la carrera. Además de facilitarle la lectura al profesor, eso demuestra que has reflexionado sobre tu experiencia y aprendizaje y eres lo suficientemente listo como para aplicarlo en otros campos.

Consejo:

Explica por qué lo que has hecho o vivido te convierte en un buen candidato o cómo te ha motivado para solicitar la carrera.

6. Uso excesivo de citas

Incluir citas largas hace pensar que no tienes demasiado que decir y estás rellenando espacio con palabras de otras personas en un intento de parecer más inteligente. Además, las citas no dicen mucho sobre ti. Si tienes puedes elegir entre hacer una presentación en la que cuentas de dónde viene tu motivación por la carrera y usar una cita, elige la primera opción.

Consejo:

Intenta que la carta se centre en tu motivación, el aprendizaje y la experiencia que te hacen ser un buen candidato, para que el profesor pueda conocerte un poco.

7. No usar el espacio disponible

Tienes 4000 caracteres (espacios incluidos) para escribir la carta de presentación. ¡Úsalos! Si no, el profesor pensará que no estás demasiado motivado, que no te has esforzado mucho en escribir la carta o que, simplemente, no eres un candidato interesante.

Consejo:

Utiliza el espacio disponible para resaltar tu experiencia, tus motivaciones y tus ideas sobre lo que quieres estudiar.

8. Enviar solicitudes a carreras distintas

Solo puedes enviar una carta de presentación en tu solicitud a la UCAS. Si solicitas carreras totalmente diferentes a través de UCAS e intentas que la carta de presentación valga para todas, los profesores de cada carrera pensarán que no tienes un interés real en ninguna en concreto.

Consejo:

Decide qué carrera solicitar y centra la carta de presentación solo en esa. Si los nombres de las carreras son diferentes en distintas universidades no pasa nada. El hecho de que tengan nombres diferentes, no quiere decir que el contenido de la carta tenga que ser distinto.

9. Errores de gramática y puntuación

Esto debería ser algo obvio. Pide a alguien que hable y escriba inglés perfectamente (preferiblemente un lingüista) que te revise la carta. No hay nada peor que leer una carta con errores básicos y predecibles.

Consejo:

Busca a una persona que pueda darte buenos consejos sobre el estilo que debes utilizar al escribir la carta (un profesor de inglés o alguien que trabaje para el departamento de admisiones, por ejemplo). Además de revisar la gramática y la puntuación, es importante revisar el estilo y recibir consejos generales de redacción.

10. No tener experiencia en el campo que quieres estudiar

Es difícil escribir una carta de presentación sobre algo que no quieres hacer o que nunca has hecho. Intenta pensar con antelación sobre qué te gustaría estudiar y luego investiga qué puede darte más conocimientos sobre el tema y de los que puedas escribir en la carta. Si no tienes tiempo, habla con alguien que conozca bien el tema y pueda decirte qué experiencias o logros podrían interesar a los profesores si los relacionas con la carrera.

Consejo:

Piensa bien cómo puedes relacionar lo que sabes o lo que has hecho con tu idoneidad como candidato. Pide una segunda opinión sobre qué cosas escribir que sean relevantes.

Sobre Oxbridge Admission

Oxbridge Admission ayuda a los jóvenes que solicitan plazas en universidades británicas (incluidas las de Oxford y Cambridge) con las siguientes cosas:

  • Carta de presentación: consejo y comentarios sobre revisiones.
  • Cartas de referencia: comentarios y edición para una mejor valoración.
  • Formulario UCAS: asegurarse de que los estudiantes internacionales lo rellenan correctamente.
  • Preparación de exámenes: simulacros de examen, estrategias de preparación y consejos sobre el contenido del examen.
  • Entrevistas: simulacros de entrevista con preguntas de años anteriores.

Visita www.oxbridgeadmission.com para ver las opciones de apoyo académico o escribe un email a katharina@oxbridgeadmission.com para solicitar información.

Traducción de Irene Corchado


Gracias por leernos. Esperamos que vuelvas pronto por el blog. 

¿Qué te ha parecido el artículo? Comparte tu opinión en los comentarios.

Recuerda que si necesitas alojamiento para estudiantes en Europa, en Uniplaces estamos para ayudarte.

This post is also available in: Inglés Italiano Alemán Francés

Thanks for reading this post

Reset Filters