menu
Sin categorizar

9 lugares poco conocidos que debes visitar en Portugal

Cristina Bragana

¿Eres un apasionado de los viajes que desea descubrir lugares singulares, pero escapar de todos los cazaselfies y de las hordas de turistas ruidosos? A menudo, los mejores lugares se quedan fuera de las guías turísticas, pero no te preocupes, ¡hemos hecho el trabajo por ti! Estos son los 9 lugares menos conocidos que deberías visitar en Portugal:

Región del Norte

1. La playa de Miramar: la playa con una iglesia

La playa de Miramar, conocida también como a Praia do Senhor da Pedra, es una de las playas más hermosas para disfrutar de una puesta de sol y hacer algunas de las fotografías más increíbles con las que actualizar tu cuenta de Instagram. La playa de arena blanca tiene una característica única que la distingue: una pequeña capilla construida sobre una roca en medio de la playa.

 

A post shared by Consuelo Sances (@nsunsu) on

La playa está situada en la ciudad de Vila Nova de Gaia, a donde es muy fácil llegar desde Oporto. Puedes ir a la playa en tren (toma el tren de la Linha de Aveiro en Campanhã y bájate en Miramar) o en coche siguiendo la autopista A8. El mejor momento para visitarla es al final del verano cuando se queda más tranquila.

2. Passadiços do Paiva: un paseo por la naturaleza

Situada en la ribera del río Paiva, se trata de una ruta de dos horas y media a través de 8 km de pasarelas de madera por encima y a lo largo del río. Es un paseo impresionante con vistas espectaculares de las montañas.

No olvides meter en la maleta un bañador junto a las zapatillas de deporte, porque las lagunas que encontrarás por el camino te tentarán para darte un bañito. Recuerda también llevar tu botella de agua porque la caminata a través del geoparque es muy larga.

Para visitarlo tienes que hacer una reserva y elegir el día que quieres ir en la página oficial. El coste es de 1 € por adulto para ayudar a mantener el sendero abierto y en buenas condiciones.

3. Fantasticable: uno de los descensos en cable más largos de Europa

Esto es para los verdaderos valientes. ¿Alguna vez has querido descender durante 1538 metros? Pues bien, en Ribeira da Pena puedes hacerlo en uno de los descensos en cable más largos de Europa. Tiene 150 metros de altura y se puede alcanzar una velocidad de hasta 130 km/h durante el descenso.

 

A post shared by Pena Aventura (@pena_aventura) on

Consulta su página web oficial para averiguar cómo puedes llegar desde tu ubicación actual. Después lo único que necesitas es hacer una reserva y elegir entre la amplia oferta de actividades (¡Elige Fantasticable!).

Región Central

4. Bacalhôa Buddha Eden Garden: un lugar único y tranquilo 

El mayor jardín oriental de Europa se encuentra en Bombarral, a una hora de distancia de Lisboa. A lo largo de estas 35 hectáreas de tierra verde se pueden observar budas, pagodas, estatuas de terracota y esculturas orientales. La escalera central es uno de los puntos más bonitos del parque, donde el buda de oro ofrece una bienvenida muy apropiada.

 

A post shared by pdarci (@pdarci) on

El jardín abre casi todos los días (excepto el 1 de enero y el 25 de diciembre) de 9 a 6. Las entradas cuestan 4 € por persona y puedes pagar 3 € adicionales para dar un bonito paseo en un tren antiguo. Lamentablemente, no hay transporte público cerca del Buddha Garden, pero se puede llegar en coche tomando la salida 12 en la autopista A8.

5.  El Club Náutico de Trízio: ¿Te gustan los deportes acuáticos?

Si te gustan los deportes acuáticos, entonces debes visitar el Club Náutico de Trízio en Castelo de Bode, en la región de Ferreira do Zêzere. Aquí puedes encontrar todo lo que necesitas para unas vacaciones de verano perfectas. Es el lugar idóneo para salir con la familia y amigos, y una oportunidad fantástica para practicar deportes acuáticos como piragüismo, esquí acuático y wakeboard. ¡Puedes alquilar todo el equipo allí!

6. Mata Nacional do Bussaco: en lo profundo del bosque

Imagínate en un lugar fantástico para caminar o montar en bicicleta, donde puedes vivir el placer de despertarte temprano para correr y un espléndido lugar para pasar la tarde leyendo o incluso disfrutar de una cena memorable en un hotel de lujo y de cuento de hadas, como el Palace Hotel do Bussaco. Las visitas guiadas a través del Bosque Nacional de Bussaco cuestan sólo 10 € por persona.

 

A post shared by Juliana Paciência (@jupaciencia) on

Puedes traer tu tienda de campaña y alojarte en el Camping Luso o puedes permanecer en el Grande Hotel de Luso si estás dispuesto a gastarte un poco más. En la temporada veraniega las habitaciones se ofrecen desde 66 € con desayuno incluido. ¡Si te alojas en este hotel tienes acceso directo a los baños termales!

Para llegar hasta aquí tienes que coger el autobús en Coimbra a Luso o Viseu a través del bosque y luego bajarte en el Bussaco Palace. El viaje dura alrededor de una hora

Región del Sur

7. Pego do Inferno: la cascada favorita de todos

Este lugar es difícil de encontrar y se accede por las carreteras secundarias que salen de Tavira. Cualquiera que haya visto fotografías reconocerá la cascada cuando visite Pego do Inferno. El agua cambia de color, oscilando entre una transparencia perfecta y un marrón fangoso/naranja dependiendo de la época del año.

 

A post shared by Portugal Places (@portugal_places) on

A mediados del verano el agua es lo suficiente clara como para ver peces nadando alrededor del estanque en bancos que se dispersan cuando la gente del lugar se sumerge en las profundidades desde los columpios de sogas desgastadas o desde lo alto de los acantilados desde donde cae la cascada. Es la naturaleza en su estado más puro: ¡gratis!

8. Praia de Benagil: Mira El Ojo

Praia de Benagil es una pequeña playa del Algarve. Está situada en el pintoresco pueblo de Benagil, entre Carvoeiro y Armação de Pêra. Al lado de la playa hay una impresionante cueva, conocida como Algar de Benagil. Dentro de esta cueva se puede ver el cielo azul a través de una abertura en el techo conocida como El Ojo (u Olho).

Este es un lugar muy popular entre los fotógrafos; si has estado en el Algarve, es posible que hayas visto fotos de esta cueva en las postales. Es muy recomendable que visites El Ojo con un guía, especialmente si es tu primera vez en la zona. Sin embargo, si estás con alguien que conoce la playa, es posible nadar hasta la cueva.

El acceso a la playa es a través de un camino empinado. Ve temprano, ya que el aparcamiento es pequeño y se llena rápidamente en verano.

9. Parque Natural da Ria Formosa: una de las 7 maravillas portuguesas

El Parque Natural da Ria Formosa se puede visitar haciendo un corto trayecto en coche desde Faro, y es el mejor lugar para apreciar la fauna más bonita de Portugal. El parque es el hogar de especies en peligro de extinción como el camaleón o el caballito de mar. Todo el parque es de gran interés cultural y natural y ofrece paisajes únicos, ¡e incluso a veces se pueden ver delfines!

 

A post shared by Rui Tenazinha (@ruitenazinha) on

La mejor época para visitar el parque puede variar en función de lo que desees ver. Si deseas una visita más cultural, cualquier época del año es ideal, aunque si buscas paz y relax deberías evitar la temporada alta de verano. Si estás interesado en buscar fauna local, entonces el otoño y el invierno son los mejores momentos para ir.


Gracias por leer este artículo.

¿Qué otros lugares menos conocidos recomendarías visitar en Portugal? Cuéntanoslo en los comentarios. Y recuerda, si necesitas alojamiento para estudiantes, en Uniplaces encontrarás una amplia variedad.

Thanks for reading this post

Reset Filters