Now Reading
De soltero a tener pareja: así cambia tu vida universitaria

De soltero a tener pareja: así cambia tu vida universitaria

La próxima fiesta en el calendario (aunque no sea festivo) es el Día de San Valentín, odiado por solteros melancólicos y celebrado por tortolitos en todas partes del mundo. Para celebrar esta ocasión especial, hemos analizado cómo cambia tu vida universitaria cuando pasas de ser un estudiante soltero a estar en una relación. Echa un vistazo y comparte tus experiencias del día de San Valentín en la sección de comentarios.

 

1. Estudiar en la biblioteca

Cuando estás soltero

Estudiar en biblioteca consiste en estudiar. Bueno, quizá llames a un par de amigos y encuentres un motivo para perder el tiempo aprovechando el wifi gratis, pero en cuanto te acuerdes de los exámenes, harás uso del café y pasarás horas escribiendo una tesis de sobresaliente. La biblioteca se convierte en un santuario en el que tu estudiar a fondo la asignatura que toque.

 

Cuando tienes pareja

La biblioteca es el lugar perfecto para un achuchón silencioso, apasionado y con clase de esos que inspirarían a Jane Austen y Nicholas Sparks.

 

2. La comida

Cuando estás soltero

No esperamos que como estudiante universitario conozcas todos los detalles del buen comer, y como estudiante universitario soltero, aún menos. No tener el mejor metabolismo es tu excusa para arramblar con todo lo que quede en el restaurante de comida rápida abierto hasta las cuatro de la mañana. ¿Pizza y hamburguesa un viernes por la noche con patatas fritas gratis? ¡Claro que sí! Come lo que te apetezca, hombre.

Cuando tienes pareja

Ahora tienes a alguien a quien impresionar y seguro que no va a caer rendido a tus pies porque puedas engullir tu peso en patatas fritas, aunque puede que sí le impresionen los resultados del gimnasio. Olvidarte de esos banquetes nocturnos es el precio que debes pagar para disfrutar de una vida sexual mejor.

Tener pareja también significa que ahora los dos coméis lo mismo. Esperemos que tu organismo no funcione de forma y te suenen las tripas cada dos por tres, o empezarás a plantearte la relación y a pensar por qué sois tan diferentes. Prepárate para compartir la comida.

 

3. Ir de compras

Cuando estás soltero

Cualquier atuendo es considerado aceptado, ya sea un mono de unicornio o un abrigo de piel. Puedes derrochar dinero si quieres, porque es para ti. Puedes ponerte lo que quieras y acompañarlo de una sonrisa de pura felicidad por ser el dueño de tan fantástica prenda.

Cuando tienes pareja

Comprar ahora conlleva una segunda opinión. ¿Estás pensando en comprar camisetas baratas de Primark? Olvídate de eso. Allá que vais a El Corte Inglés a gastar la mitad de la beca en camisas caras.

 

4. Salir a la calle

Cuando estás soltero

Sales a comerte el mundo y aprovechas cualquier oportunidad de conocer gente, destacar y dar una buena impresión en el campus como soltero que eres. Nunca subestimes el poder de saber lucirte. Es el arma más poderosa de la comunidad de seductores.

Cuando tienes pareja

Solo tenéis ojos para el otro. Os queréis mucho y todo el que os rodea lo sabe.

 

5. Salir de fiesta

Cuando estás soltero

Practica tu famoso bailecito sin miedo. Este es el momento de enseñar tu personalidad sin tener que adaptarte a lo que piensen los demás. Si quieres quedarte por ahí toda la noche, o bailar a lo Michael Jackson (has estado practicando en el gimnasio), las fiestas universitarias son lo tuyo.

Cuando tienes pareja

Ya no haces tu bailecito, porque ahora eres un joven formal que ha dejado atrás su época loca. Sin embargo, cuando ya llevas unas copas, empiezas a chocarte con otros como forma de marcar territorio, haciéndoles saber telepáticamente que no estás soltero y recordándole a todo el campus lo bien que estáis juntos.

 

6. Karaoke

Cuando estás soltero

No hay mejor sitio en el que dar rienda suelta a tu verdadero yo que en una sesión de karaoke. ¿Qué puede haber mejor que tomarte unas copas con los colegas, reírte del nuevo que aún no ha aprendido a no desafinar y cantar Bohemian Rapsody a grito pelado abrazados unos a otros?

Cuando tienes pareja

Ahora que tienes pareja karaoke significa algo completamente distinto. Este es el motivo por el que se inventó: para declarar tus sentimientos a alguien a través de canciones de Disney. Si no te atreves a salir al escenario, será una oportunidad de revivir momentos de la juventud, estrechar lazos con la música y enamoraros de nuevo.

 

7. Antes de ir a la cama

Cuando estás soltero

¿Quién dice que lavarse los dientes no puede ser sexi? Nunca sabes con quién puedes encontrarte en el pasillo de la residencia, así que prepararte para ir a la cama es una forma de demostrar lo guapo que eres al natural. Acéptalo y recuerda que ser universitario es aprovechar cada oportunidad que tienes.

Cuando tienes pareja

Ahora tienes a alguien con el que compartir la pasta de dientes y al que gritar por dejar la tapa del inodoro subida.

 

See Also

8. Dormir

Cuando estás soltero

Tienes toda la cama para ti solo y no tienes que pelearte con nadie por el edredón, pero tienes que reconocer que es mejor dormir acompañado, aunque dormir solo tiene sus ventajas. Tienes tiempo para reflexionar sobre tu vida, planear el futuro y pensar en si esa chica que se sienta dos filas delante en clase te sonrió con segundas. También puedes usar esos minutos antes de dormir para revisar el horario de clase. ¿Quiénes somos nosotros para juzgarte?

Cuando tienes pareja

Para aquellos a los que les encantan los abrazos, no hay nada como quedarse dormido en los brazos de tu pareja.

 

9. Volver de las vacaciones

Cuando estás soltero

Nuevo cuatrimestre, nuevo tú. Volver a la universidad después de las vacaciones es como empezar el año nuevo. Puedes relajarte y volver con un nuevo corte de pelo y una nueva perspectiva de tu vida académica y tus objetivos. Este cuatrimestre vas a brillar como nunca.

Cuando tienes pareja

Es como esa inolvidable escena de El diario de Noah. Cada momento que pasas sin tu Noah o tu Allie es un auténtico tormento. Pasas el tiempo escribiendo cartas virtuales confesando tu gran amor, pero, después de estar separados, disfrutaréis de un mágico reencuentro.

 

10. El Día de San Valentín

Cuando estás soltero

Puede ser un rollazo si estás soltero, ya que es un recuerdo constante de que, si quieres flores o bombones, vas a tener que sacar la tarjeta y comprarlos tú mismo. Sin embargo, el día de San Valentín como estudiante soltero no está tan mal. Te invitarán a un montón de esas fiestas del semáforo. Y qué mejor manera de encontrar pareja, aunque sea solo para esta noche, que disfrazarte e ir a un local lleno de gente guapa y divertirte. No pierdas de vista la fecha. Recuerda que, si ligas el día 13, el Sr. Visa va a trabajar también el día después.

Cuando tienes pareja

Esta es tu oportunidad para decir «ven aquí, cariño, que vamos a celebrarlo». El día de San Valentín es para las parejas como celebrar el cumpleaños de forma conjunta, así que es un buen motivo para dejarse llevar. No hay muchas otras ocasiones a lo largo del año para daros un capricho y mostrar vuestro amor y afecto. ¡Celebrad el amor joven!

Feliz día de San Valentín.

 

Traducción/adaptación de Irene Corchado

¿Qué otros momentos añadirías a la lista? Cuéntanoslo en los comentarios.

Y recuerda que si buscas un piso de estudiantes en alguna ciudad europea, en Uniplaces podemos ayudarte.

Scroll To Top