Now Reading
10 mentiras de estudiante habituales

10 mentiras de estudiante habituales

Que sí, que todos somos muy sinceros, pero también somos humanos y estudiantes. Hay ciertas cosas sobre las que no podemos evitar mentir. Estas son diez de las mentiras de estudiante más habituales:

1. «Este año voy a estudiar a tope y subir la media».

Todo empieza al principio del cuatrimestre. Hemos decidido que vamos a estudiar mucho más y subir la media, pero todos sabemos que el viernes siguiente no estaremos precisamente en la biblioteca.

2. «Mañana empiezo a estudiar».

Cuando ya te has convencido de que la cerveza tira más que los libros, comienza la fase de «Mañana empiezo a estudiar». Negamos la realidad, pero a ver quién es el listo que se pone estudiar cuando están poniendo el último exitazo de Netflix. Las responsabilidades pueden esperar.

3. «No necesito tomar apuntes. Me acuerdo de todo».

Continúa la fase de negación. Nos creemos superhéroes hasta que llega el día del examen, descubrimos lo que hay y esperamos un milagro: sacar un cinco.

4. «No voy a copiar».

También llamada la fase del por qué yo. ¿Por qué tengo mogollón de exámenes en la misma semana, además de tener que entregar trabajos y hacer deberes? Preparamos unas chuletillas solo por si acaso, porque no las vamos a usar en el examen. Bueno, quizá solo un poco.

5. «El perro se ha comido los deberes».

Hemos alcanzado la fase de negociación, en la que inventamos excusas del tipo «el perro se comió el libro, así que no pude estudiar» y luego hacemos todo lo posible porque sea verdad. Lo que sea.

6. «Voy a estudiar 10 páginas y luego hago un descanso de cinco minutos».

Negociamos hasta con nosotros mismos. Nos prometemos que vamos a estudiar una hora y luego descansar durante cinco minutos, pero luego nos confundimos y acabamos estudiando cinco minutos y descansando una hora. ¿Alguien ha mencionado hacer un maratón de Juego de Tronos? Jon Snow no va a ser el único que no tenga ni idea de nada.

7. «Solo cinco minutos más».

También negociamos con el sueño. Aquí vemos claramente por qué muchos suspendemos Matemáticas… Cuando esos cinco minutos más que pensabas dormir se convierten en una hora piensas que ese día vas a estudiar más para compensar el tiempo perdido. Sí, seguro.

8. «Lo tengo todo controlado».

A continuación llega la fase de la aceptación. Pensamos que tenemos todo bajo control en dos situaciones: cuando queremos que nuestros padres nos dejen salir y cuando se acerca el día del examen y hemos perdido la fe en todo.

9. «Este cuatrimestre voy al gimnasio».

Creemos que vamos a ir al gimnasio todos los días y completar con éxito nuestra operación bikini personal. ¡Si hasta compramos ropa de gimnasio bonita y zapatillas nuevas! Pero, ¿a quién queremos engañar? No tenemos tiempo para el gimnasio. ¡Tenemos que estudiar!

See Also

10. «Suspendieron casi todos, no solo yo».

Es increíble, pero cuando salen las notas, siempre les soltamos a los padres la misma frase: «no, si suspendió toda la clase, no solo yo».

 

Traducción de Irene Corchado

 

Gracias por leer el artículo.

¿Qué mentiras de estudiante has llegado a decir? Cuéntanoslo en los comentarios.

Y recuerda que si necesitas alojamiento universitario, en Uniplaces encontrarás lo que necesitas.

Scroll To Top