Now Reading
7 destinos europeos que no deben faltar en tu muro de Instagram

7 destinos europeos que no deben faltar en tu muro de Instagram

Muchos viajeros se han aficionado a las listas: listas de destinos, de cosas que ver, de actividades… Esto de hacer listas para todo se popularizó a partir de la película Ahora o nunca de Jack Nicholson y Morgan Freeman y desde entonces cada vez más gente se apunta a esta práctica. Sea cual sea tu tipo de lista de deseos, seguro que viajar aparece en los primeros puestos.
Europa, cuna de civilizaciones, está repleta de lugares históricos y rincones culturales que no debes perderte. Con decenas de países donde elegir, no es fácil escoger destino. Si estás pensando en añadir ciudades a tu lista de destinos de viaje, toma nota de nuestras sugerencias y apunta estos 7 destinos europeos que no deben faltar en tu muro de Instagram:

1. Reikiavik

Islandia es el país del fuego y del hielo y uno de los destinos emergentes europeos que deberías visitar. Allí te esperan glaciares, cuevas de lava y las aguas termales de la laguna Azul. Por algo es, para muchos, uno de los mejores lujares que visitar en Europa.

A post shared by JACOB RIGLIN (@jacob) on

Cuando te canses de pasar las noches contemplando el espectáculo natural de la aurora boreal puedes ir a alguno de los muchos bares y salas de conciertos del centro de Reikiavik.

2. París

París siempre es una buena idea, o eso decía Audrey Hepburn. ¿Y quién somos nosotros para cuestionarlo?

Si vives en Europa y todavía no has posado delante de la torre Eiffel, tu experiencia viajera en el continente será más que cuestionada. De todos los placeres que la capital francesa ofrece (que son muchos), visitar la emblemática torre es una experiencia que no debes pasar por alto.

A post shared by Maaike Plas (@maaikeplas_) on

A continuación, visita el Arco del Triunfo y pasea por los Campos Elíseos, haciendo parada en alguna de sus coquetas cafeterías antes de ver a Mona Lisa en el Louvre.

Si buscas algo que le dé un toque aún más especial a tu estancia en París compra entradas para el Moulin Rouge y disfruta de un espectáculo único en el cabaret más antiguo de Europa.

3. Roma

La Ciudad Eterna, declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, es otro destino imprescindible en tus viajes por Europa. Dirige tus pasos al impresionante Coliseo y después visita el Vaticano, el estado más pequeño del continente y contempla boquiabierto las obras maestras de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina. Después acude a la famosa Fontana di Trevi y lanza una moneda, sube las escaleras de la plaza di Spagna y, por qué no, descubre qué te depara el futuro en la Bocca della Verità.

A post shared by Michaela (@michaelafowler) on

Por la tarde da un paseo por el centro histórico saboreando un buen helado italiano que puedes comprar en cualquier puestecito. Si prefieres salir por la noche, no olvides pasarte por los bares de Trastevere.

Si quieres disfrutar de un momento mágico que hará tu viaje inolvidable, busca la puerta del convento de los caballeros de Malta en el Aventino y mira por el ojo de la cerradura más allá de los naranjos y tendrás unas impresionantes vistas de la basílica de San Pedro del Vaticano.

4. Ámsterdam

La capital de los Países Bajos disfruta de un increíble ambiente nocturno y cuenta con numerosas galerías de artes que albergan las obras de artistas de la talla de Van Gogh. También hay 250 curiosas cafeterías… Ya sabes a las que nos referimos.

Al igual que San Petersburgo, Ámsterdam recibe el apodo de la Venecia del Norte, por sus canales. Súbete a un barquito para recorrer los canales hasta Vondelpark y allí descansar un rato y acompañar unas cervezas con bitterballen, un aperitivo típico similar a albóndigas rebozadas.

A post shared by Isabelle ? (@izzibellita) on

Después puedes cambiar la ciudad por el campo y pasear por los jardines de Keukenhof para ver los afamados tulipanes holandeses. Captura una colorida imagen y cuando vuelvas a Ámsterdam pásate por la fábrica de Heineken y termina la visita guiada con una degustación gratuita.

5. Sevilla

La ciudad andaluza es uno de esos destinos que apetece descubrir despacio, sin prisas, olvidándote por momentos de que llevas una lista de cosas que hacer. Recorre el centro a pie, contempla la catedral y el Alcázar, paseo por el parque de María Luisa y no te vayas sin ir a la famosa plaza de España.

A post shared by Jenna Sue (@jennasuedesign) on

El ambiente de Sevilla está en la calle, en sus bulliciosas calles y terrazas, donde no te será difícil encontrar buenos locales donde tapear, comer y beber.

6. Londres

El Big Ben, la abadía de Westminster, el palacio de Buckingham, la torre de Londres, el British Museum, Hyde Park… ¿Te suenan estos sitios? Pues reserva ya un vuelo a Londres para descubrir estos y otros muchos lugares en la capital británica.

See Also

Unos ocho millones de personas viven en esta ciudad cosmopolita y centro de actividad política, turismo, moda, música y cultura. Londres es una verdadera ciudad global, donde constantemente aparecen nuevas tiendas, restaurantes y locales de todo tipo que crean fantásticas experiencias a todo el que la visita.

A post shared by ? ANETA ? (@anetaa_ra) on

Una de las cosas más típicas es tomar el afternoon tea, y el de Clardige’s es de los mejores, aunque puedes probarlo en infinidad de restaurantes y cafeterías. Probar los scones, con su clotted cream y su mermelada de fresa es una delicia; pero la cosa no queda ahí: también puedes añadir pequeños sándwiches y toda una suerte de bollitos, todo ello acompañado, por supuesto, de una buena tacita de té.

7. Alemania

Alemania es un país de increíble naturaleza y paisajes y buena cerveza, vayas donde vayas. Si visitas Múnich o Colonia deberías ir a alguno de sus innumerables biergarten (terrazas de bar). Cuenta una leyenda que unos monjes empezaron a elaborar cerveza en Múnich en el año 800 a. C. y en el siglo XV ya había más de 600 fábricas de cerveza repartidas por toda Alemania que exportaban a muchos rincones de Europa. ¿Cómo no vas a incluir Alemania en tu lista de destinos?

A post shared by Viewfinder (@getviewfinder) on

Recuerda: si vas a Múnich, no olvides hacer una excursión al castillo de Neuschwanstein, porque, tus seguidores en redes sociales no te perdonarán que pases de largo. Si vas a Berlín, escápate al parque de Kromlauer y haz una foto del puente de Rakotzbrücke. Según una leyenda, fue construido por el diablo a cambio de que la primera alma viviente lo cruzase después de construirlo.

 

Traducción y adaptación de Irene Corchado

 


Gracias por leer el artículo.

¿Qué ciudad añadirías a la lista? Cuéntanoslo en los comentarios. Y recuerda: si necesitas alojamiento universitario en Europa, en Uniplaces podemos ayudarte.

Scroll To Top