menu
Discover It

Las ocho mejores ciudades universitarias de Europa para visitar en verano

Irene Corchado

¿Ya tienes planeadas las vacaciones de verano? Si no, ahora es buen momento para empezar a organizarlas. Para muchas ciudades europeas el final del año académico se traduce en una reducción importante del número de jóvenes en sus calles. Los destinos con buen ambiente nocturno muestran en verano su lado más tranquilo, sin perder su encanto histórico y cultural. De lugares patrimonio de la humanidad como Coímbra y Bamberg a las calles medievales de Padua, te mostramos las ocho mejores ciudades universitarias de Europa para visitar en verano.

1. Salamanca (España)

El casco histórico de la ciudad con la universidad más antigua de España está a rebosar de estudiantes durante el curso. Está relacionada con figuras ilustres como Antonio de Nebrija, Calderón de la Barca y Miguel de Unamuno y muchos la consideran uno de los mejores lugares para estudiar del país.

 

A post shared by José Luis Sánchez (@ayapete) on

El verano es perfecto para visitar los edificios de la universidad, la plaza Mayor y ver la famosa Casa de las Conchas. También puedes aprovechar para ver las catedrales o pasear a orillas del Tormes.

2. Coímbra (Portugal)

Coímbra es conocida como «la ciudad del conocimiento», alberga una de las universidades más antiguas del mundo y ha sido nombrada patrimonio de la humanidad. Conserva muchas tradiciones universitarias como praxe, en la que los estudiantes van ataviados con largos trajes negros. La principal atracción turística de Coímbra es, precisamente, una tradición estudiantil llamada Queima das Fitas, una fiesta que celebra en mayo el fin del año académico con conciertos, cerveza y actividades culturales.

 

A post shared by Pedro Almeida (@pedro_almeida_27) on

A partir de junio Coímbra se queda prácticamente vacía y es cuando los turistas aprovechan para ver los edificios de la universidad, así como la impresionante biblioteca Joanina, una de las más bellas del mundo. La catedral es visita obligatoria, así como el jardín botánico. Otra sugerencia: tómate un buen café sentado a la orilla del río y disfruta del atardecer.

3. Padua (Italia)

La ciudad con la segunda universidad más antigua de Italia atrae a miles de estudiantes deseosos de seguir los pasos de antiguos alumnos ejemplares como Galileo, Dante y Petrarca. El 25 % de los habitantes de Padua son estudiantes, por lo que el ambiente joven que se respira durante el año académico es inmejorable.

 

A post shared by Susanna Barban (@vesusy) on

Sin embargo, el éxodo estival de universitarios permite disfrutar tranquilamente de los monumentos arquitectónicos y artísticos de Padua sin hacer cola. Algunos de los lugares imprescindibles que debes visitar son la capilla Scrovegni y los frescos de Giotto, el palacio della Ragione y la basílica de San Antonio de Padua. Si el calor aprieta, acude a la plaza del Prato della Valle o al jardín botánico, o haz un recorrido en barco por el río helado en mano.

4. Nottingham (Reino Unido)

Nottingham es famosa por la leyenda de Robin Hood y es también una de las principales ciudades universitarias del Reino Unido. A pesar de su tamaño, Nottingham cuenta con dos universidades importantes y miles de estudiantes que contribuyen al buen ambiente nocturno. Ye Olde Trip to Jerusalem es uno de los pubs que dicen ser el más antiguo de Inglaterra. Este lleva sirviendo pintas desde 1189.

En verano Nottingham se convierte en una especie de ciudad fantasma, y no solo porque en 2013 fue elegida la ciudad más embrujada del Reino Unido. Aunque no haya mucho movimiento, sí hay varios lugares que merece la pena ver, como el castillo, las cuevas subterráneas, el museo Galleries of Justice y Wollaton Park and Hall. Este verano, hasta los dinosaurios tienen planeada una escapada.

5. Lovaina (Bélgica)

La principal ciudad universitaria de la región de Flandes alberga la universidad católica más antigua del mundo y se enorgullece de haber contado con un tal Erasmo de Róterdam entre sus profesores. Cuando llega septiembre la población aumenta el 20 % y adquiere un perfil más juvenil.

 

A post shared by Stad Leuven/Visit Leuven (@leuven) on

Durante el verano se organizan numerosos acontecimientos y actividades. La música invade las calles todos los viernes de julio durante el festival Beleuvenissen. En agosto se celebra Marktrock, uno de los festivales de música urbana más importantes de Europa. Es la época perfecta para visitar el Ayuntamiento, la iglesia de San Pedro o la impresionante biblioteca universitaria, todos ellos ubicados en la plaza principal. Después siéntate en alguna terraza y saborea una Stella Artois, la cerveza local más conocida.

6. Bamberg (Alemania)

Pasear por las calles medievales contemplando edificios de rojos tejados te hará sentir parte de un cuento imaginario. A pesar de su pequeño tamaño, Bamberg cuenta con una importante población universitaria. En los últimos años el número de estudiantes ha aumentado muchísimo y actualmente uno de cada seis habitantes es universitario. No sabemos si se debe al prestigio de la universidad o al hecho de que Bamberg se ubica en la región que alberga el mayor número de fábricas de cerveza del mundo: 200 para ser exactos, diez de ellas situadas en Barmberg

 

A post shared by Frank W. (@frawie83) on

Cuando los estudiantes se van, el ambiente tranquilo es perfecto para ver joyas arquitectónicas como el ayuntamiento, la catedral del Románico tardío y la abadía de Michaelsberg.

7. Maastricht (Países Bajos)

Maastricht es un lugar activo y dinámico y cuenta con uno de los campus universitarios más internacionales del país. Casi la mitad de la población estudiantil es extranjera, aunque Maastricht es mucho más que una ciudad universitaria.

Tiene una importante tradición culinaria y muchas cafeterías, además de varios restaurantes con Estrella Michelin. En agosto se celebra Preuvenemint, el festival gastronómico más importante del país. Maastricht también se disputa con Nijmegen el título de ciudad más antigua de los Países Bajos.

En verano puedes ver los lugares de interés sin agobios, como la muralla medieval, el fuerte de San Pedro y la basílica de San Servacio, así como los búnkeres y la plaza del mercado.

8. Rennes (Francia)

Rennes alberga dos universidades importantes y cuenta con un gran número de estudiantes y un buen ambiente nocturno. Hay tantos bares en la calle de St. Michel que la gente la ha apodado «la calle de la sed». Además de buen ambiente universitario, Rennes tiene muchísimas cafeterías, restaurantes y museos.

 

A post shared by Mélanie Llanes (@mellanes_) on

Con la llega del verano la mayoría de la gente local se escapa a la costa y los estudiantes se van, por lo que es un buen momento para ir de visita. Pasea por sus calles medievales, contempla edificios históricos como la basílica de San Salvador, la plaza del Ayuntamiento y las puertas Mordelaises y sus torrecillas. También puedes pasear a la orilla del río, cruzar el puente levadizo y dirigirte al parque de Thabor para una tarde de descanso.

Haz las maletas y pon rumbo a tantos lugares como te sea posible. Ahora es el momento de visitarlos sin agobios ni colas.

Traducción de Irene Corchado


Gracias por leer este artículo.

¿Qué otros destinos europeos merece la pena conocer en verano? Cuéntanoslo en los comentarios. Recuerda que, si necesitas alojamiento universitario, en Uniplaces podemos ayudarte.

Thanks for reading this post

Lorem ipsum dolor sit amet
Reset Filters

Find a
icon-sofa
beliche Created with Sketch.
in the best cities in Europe.